pieles no

pieles no
Pieles NO

martes, 22 de mayo de 2018

El bodorrio



La exportadora de flores más importante del mundo: Holanda


domingo, 20 de mayo de 2018

El arte bizantino

San Vitale, Ravenna


El Imperio Bizantino toma su nombre de la ciudad de Bizancio, rebautizada como Constantinopla en el s. IV por el emperador Constantino, que trasladó su corte hasta allí desde Roma. Desde que los turcos la conquistaron, se llama Estambul. Tras la caída del Imperio Romano en Occidente, su mitad oriental siguió en pie, gobernada por el emperador bizantino en Constantinopla.

 
El reinado de Justiniano (527-565) es conocido en la historia del arte como la Primera Edad de Oro de Bizancio.
Fue testigo de la creación de obras como la iglesia de Santa Sofía en Constantinopla y la iglesia de San Vitale en Rávenna. (Italia)
 
Santa Sofia de Estambul

Santa Sofía de Estambul. Primero fue catedral cristiana, luego mezquita (fijarse en los enormes discos con los nombres de los compañeros del Profeta) y luego otra vez cristiana.

Una segunda Edad de Oro, de finales del s. IX al XI, dio lugar a la catedral de San Marcos, en Venecia. Hombro con hombro con la fe ortodoxa, el estilo bizantino se extendió hasta Rusia y el este de Europa, inspirando con el tiempo la espectacular catedral de San Vasili Vlagarodni (San Basilio el Bienaventurado) en Moscú.

San Marcos. Venecia

San Marcos de Venecia
 
 
San Basilio Bienaventurado
Los iconos se hacían primero en madera pintada, y luego se enmarcaban en plata, y  este metal se labraba también rodeando las figuras
San Marcos de Venecia
Monedas bizantinas de oro







San Marcos de Venecia
 

martes, 15 de mayo de 2018

Los castrati

castrati
Los castrati se operaban muy jóvenes, hacia los ocho años, y las maneras de hacer esta "operación" eran variadas. Les cortaban los testículos , y a veces los metían en una tina llena de arena humeda para que no se desangrasen. Pocos podían sobrevivir al terrible dolor y a la pérdida de sangre. 

 

jueves, 10 de mayo de 2018

El origen del mundo, de Courbet


Entre las pinturas que podrá descubrir durante la visita al Museo d'Orsay, la obra de Gustave Courbet titulada El origen del mundo es sin duda una de las más célebres y escandalosas que se hallan en esta respetable institución parisina. Descubramos juntos los secretos de El origen del mundo, del pintor Gustave Courbet

Descripción de la pintura El origen del mundo

En tiempos más puritanos, este cuadro de Gustave Courbet era motivo de escándalo. Representa el sexo y el vientre de una mujer, tumbada lascivamente sobre una cama, como Dios la trajo al mundo. El encuadre se centra en esta parte de su anatomía y el espectador no puede ver más allá de los muslos y el pecho de la modelo.
El Origen del Mundo de Courbet

El Origen del Mundo de Courbet

Esta obra, decididamente provocativa, se aleja de los códigos entonces vigentes, que reservaban —o al menos toleraban— el desnudo al ámbito de las grandes escenas mitológicas u oníricas, sin confrontar directamente la realidad en su crudeza más extrema.
Gustave Courbet rechazaba los desnudos lisos, obviamente idealizados, de la pintura académica. Cuando se creó, El Origen del Mundo, actualmente expuesto en el Museo de Orsay, podía considerarse como pornográfico. No obstante, la obra no tiene carácter pornográfico, sino que podría verse como «la última palabra del realismo». De hecho, ¿qué representación más fiel existe del origen de este mundo, tal como lo conocemos, centrada en la representación sensorial e intelectual que nos hemos formado de él, que el sexo y el vientre de una mujer, guardianes del secreto de la concepción y de la vida y, en consecuencia, del origen del mundo?
Este cuadro, al principio no se expuso, pues el público se escandalizó, y pasó mucho tiempo en el desván del museo. Ahora está en el Museo d'Orsay y lo puede ver todo el mundo.
Fue un encargo a Courbet de un sultán turco que lo quería para poner en su hammam. Menos mal que no lo hizo, pues la pintura, con tanta humedad, se hubiera echado a perder pronto.

miércoles, 9 de mayo de 2018

50 años de mayo del 68


Mayo de 1968 en Francia



Cartel de mayo 68 (CMDO).
Se conoce como Mayo Nuevo o Mayo del 68 a la cadena de protestas que se llevaron a cabo en Francia y, especialmente, en París durante los meses de mayo y junio de 1968. Esta serie de protestas fue iniciada por grupos estudiantiles de izquierda contrarios a la sociedad de consumo, a los que posteriormente se unieron grupos de obreros industriales, los sindicatos y el Partido Comunista Francés.1​ Como resultado, tuvo lugar la mayor revuelta estudiantil y la mayor huelga general de la historia de Francia, y posiblemente de Europa occidental, secundada por más de nueve millones de trabajadores.2​ El movimiento estudiantil tuvo influencias del movimiento hippie que se extendía entonces.
La magnitud de las protestas no había sido prevista por el gobierno francés, y puso contra las cuerdas al gobierno de Charles de Gaulle, que llegó a temer una insurrección de carácter revolucionario tras la extensión de la huelga general. Sin embargo, la mayor parte de los sectores participantes en la protesta no llegaron a plantearse la toma del poder ni la insurrección abierta contra el Estado, y ni tan siquiera el Partido Comunista Francés llegó a considerar seriamente esa salida.2​ El grueso de las protestas finalizó cuando De Gaulle anunció las elecciones anticipadas que tuvieron lugar el 23 y 30 de junio.
Los sucesos de mayo y junio en Francia se encuadran dentro de una ola de protestas protagonizadas, principalmente, por sectores politizados de la juventud que recorrió el mundo durante 1968. Estos sucesos se extendieron por la República Federal Alemana, Suiza, España, México, Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Checoslovaquia e Italia, lo cual ampliaba la escala del antiguo refrán del siglo XIX afirmando que cuando París estornuda, toda Europa se resfría.

 
Mayo del 68 en París














Fotos de "Dani el Rojo", líder del movimiento estudiantil



 
 

martes, 8 de mayo de 2018

Fotos de la Alhambra

Patio de los Leones

Patio de la Alberca


Patio de los leones

Alhambra, que en árabe quiere decir "la roja"

Patio de la Alberca

Patio del Generalife  (está aparte de la Alhambra)

Alhambra
Mirador de Lindaraxa (que quiere decir "los ojos de la casa de Aixa)


 



Generalifa