pieles no

pieles no
Pieles NO

jueves, 17 de agosto de 2017

Maru el supergato



miércoles, 16 de agosto de 2017

Maalula, en Siria, donde se sigue hablando el arameo

Malula o Maalula (en arameo, ܡܥܠܘܠܐ, Maʿlūlā; en árabe, معلولا Maʿlūlā, del asirio: ܡܥܠܐ, ma`lā, entrada) es una localidad localizada en la Gobernación de la campiña de Damasco, en Siria. Presenta la peculiaridad de poseer una de las tres últimas poblaciones que hablan arameo como lengua principal.​
Es un pequeño pueblo escarpado en la roca en el que las casas, pintadas de color arena y azul plateado, cuelgan de las escarpadas paredes de un acantilado.
El arameo era la lengua que hablaba Jesús, o Isa, para los musulmanes un gran profeta. Se parece más al árabe que al hebreo.
 
FOTOS DE MAALULA
-----------------------------------
 


 

martes, 15 de agosto de 2017

La España musulmana -3-


No eran lo mismo los árabes que los bereberes o berberiscos. Los primeros procedían de Arabia y Siria , y también invadieron España. Los segundos eran unas tribus nómadas de pastores que se extendían en el norte de Africa de costa a costa. Eran muy numerosos y guerreros  y en un momento invadieron lo que luego se convirtió en Al-Andalus o Andalucía, pero que llegó casi hasta el mismo norte de la Península.
Durante 30 años después del 711 estuvieron peleando entre sí.
Los bereberes establecidos en España , aunque no estuviesen muy oprimidos, compartían con sus hermanos de Africa el odio hacia los árabes. Eran ellos los verdaderos conquistadores del país, porque Muza y sus secuaces no hacían más que recoger los frutos de la victoria alcanzada por Tarik y sus doce mil berberiscos sobre los godos.

 
En el momento en que desembarcaron en la costa de España, lo único que faltaba hacer era ocupar algunas ciudades , prontas a rendirse. Y, sin embargo, cuando se trató de repartirse el fruto de la conquista, los árabes se habían adjudicado la parte del león, apoderándose de lo mejor del botín , del gobierno del país y de las tierras más fértiles.
Se quedaron con la opulenta Andalucía, relegando a los hombres de Tarik a las otras tierras, más secas y ásperas, como La Mancha, Extremadura (que, en contra de lo que muchos creen, es preciosa y nada desértica). y las montañas del norte y Galicia, llenas de cristianos furiosos y combativos.
La suerte de España estaba tan íntimamente ligada a la de Africa, que los choques en el otro lado del estrecho de Gibraltar (en árabe Djebel-at-Tarik , literalmente El Monte de Tarik) repercutían en España. Además, los berberiscos eran musulmanes, y los árabes aún idólatras, lo que  era  motivo de más odio.
Por cierto, los Beni-Kasim eran una tribu muy rica de las cercanías de Valencia, que aún conserva su nombre.
Por fin, los árabes, excelentes guerreros, terminaron venciendo y sometiendo a los bereberes, quienes se retiraron para siempre a sus tierras de nomadismo y pastoreo, sólo apareciendo en momentos muy puntuales de la historia de Al- Andalus.
 
 
 
Cuando en el año 750 Meruan II, último califa de la dinastía Omeya, murió en Egipto donde había huído a refugiarse, empezó una cruel persecución contra su familia, que los Abbasidas, mandados por Abul-Abbas el  Sanguinario,y usurpadores del trono querían exterminar. A un nieto del califa Hixem le cortaron un pie y una mano, y así mutilado le pasearon en un burro por todos los pueblos de Siria , acompañado de un heraldo  que lo mostraba como una bestia salvaje, gritando:
"¡Este es Aban, el hijo de Moauia , de quien se decía que era el mejor caballero de los Omeyas!"
Este suplicio duró hasta que la muerte le puso final . La princesa Abda, hija de Hixem, por haberse negado a decir dónde ocultaba sus tesoros, fue apuñalada en el acto (y encima le hicieron un favor)
Pero la persecución fue tan violenta que no surtió el efecto apetecido. Muchos Omeyas se libraron ocultándose entre los beduínos.
Dos hermanos, llamados Yahya y Abderrahman (este último nombre empieza en árabe por abd, que quiere decir siervo, y muchos nombres empiezan así, y después uno de los nombres de Dios, "El Compasivo" , Abd-el Karim "el piadoso", y así hasta cien. ) se habían librado de la terrible matanza, y cuando fue proclamada la amnistía del califa abasida, Yahya dijo a su hermano: "-Vamos a esperar. Si todo va bien, siempre podemos unirnos al ejército de los abasidas, pues están cerca, pero no me fío de esa amnistía. Enviaré al campamento a preguntar cómo han sido tratados los nuestros.
Después de la carnicería el mensajero volvió apresuradamente y aterrado, pues como sospechaba Abderrahman la amnistía era una trampa. Detrás del mensajero iban los abbasidas, quien sin quererlo les condujo donde estaban los dos hermanos. Yahya fue inmediatamente degollado, pero Abderrahman estaba de caza y eso le salvó. Enterado por fieles servidores de la suerte de su hermano, aprovechó la oscuridad de la noche para regresar a su morada  y les dijo a sus dos hermanas que iba a refugiarse en una aldea cercana al rio Eufrates, recomendándoles que se reunieran con él lo antes posible, trayendo a su otro hermano y a su hijo
El joven príncipe llegó a la aldea y enseguida se vió rodeado por sus familiares. No iba a quedarse allí mucho tiempo -les dijo- pues pensaba irse a España. En su refugio, que él pensaba muy seguro, estaba una tarde en su tienda haciendo la siesta a oscuras -pues la luz le molestaba- y entró su hijo Solimán , de 4 años, llorando sin parar.
-Déjame, niño, que no estoy bien. ¿Pero qué te pasa? ¿qué es lo que te ha asustado tanto?
Su padre se levantó y salió fuera, viendo a lo lejos los estandartes negros.
El niño los había visto también, y recordaba que el día en que los había contemplado en la antigua morada de su padre había sido asesinado su tío.
Abderrahman solo tuvo tiempo de coger algunas monedas de oro y despedirse de sus hermanas.
-Me voy-, les dijo. -Y enviadme a mi liberto (que antes era esclavo) Badr , me encontrará en tal sitio. Que me lleve lo indispensable y con la ayuda de Dios conseguiré salvarme.
Los abasidas no encontraron más que a las mujeres y al niño, a quienes no hicieron daño.
Abderrahman , acompañado de su hermano, de trece años, fue a ocultarse cerca del pueblo, lo que no era difícil, pues la comarca estaba llena de bosques.  (continuará)
 

Rio Éufrates, que divide en dos al Irak, antigua Mesopotamis
 

sábado, 12 de agosto de 2017

El lenguaje corporal

Cómo leer el lenguaje corporal

En una conversación cara a cara el 65% de la información se da con el cuerpo
lenguajecorporal65.jpg
FOTO: Todos interpretamos inconscientemente los gestos de los demás. FOTO: © Robert_s_s... | Dreamstime.com

 
 

  1. 1La mirada.
    El contacto visual frecuente muestra un interés de la persona hacia lo que decimos y una actitud abierta y positiva. La mirada de negocios se focaliza en el triángulo que forman los ojos y el centro de la frente; la mirada social se centra en el triángulo entre los ojos y la boca; y la mirada íntima recorre el triángulo formado por los ojos y el mentón, pero además puede dirigirse a otras partes del cuerpo.
  2. 2La sonrisa.
    Es el gesto universal por excelencia. La sonrisa sencilla de baja intensidad transmite debilidad de carácter, falta de confianza y timidez; la sonrisa sencilla de alta intensidad da una sensación de confianza, amabilidad y calor; en la sonrisa superior de baja intensidad se enseñan los dientes superiores y se transmite una mayor carga expresiva de cordialidad y amistad, mientras que en la sonrisa superior de alta intensidad se abre más la boca y puede significar, ante amigos de confianza, alegría o una sorpresa agradable; la sonrisa amplia enseña todos los dientes y es la máxima expresión de la alegría, el placer y la felicidad.
  3. 3Las manos.
    El frotarse las manos denota una expectación positiva; las manos con los dedos entrelazados es un gesto con el que se intenta disimular una actitud negativa; cogerse las manos por la espalda indica un alto grado de seguridad. Colocamos la palma hacia arriba cuando queremos persuadir a otra persona de nuestro mismo status para que realice algo que deseamos, mientras que la palma hacia abajo implica una mayor autoridad.
  4. 4El apretón de manos.
    Si ofrecemos la mano con la palma hacia abajo significa que queremos hacernos con la dirección del encuentro, si ofrecemos la mano con la palma hacia arriba estaremos cediendo el control de la situación a la otra persona; si el apretón de manos va acompañado de un apretón de brazos o de hombro se intensifica el sentimiento de simpatía y cooperación, pero sólo debe aplicarse con personas de mucha confianza.
  5. 5Los brazos, las piernas y los pies.
    Tanto el cruce de brazos como el de piernas demuestran una actitud defensiva y, por tanto, negativa. El cruce de pies puede reflejar cierta timidez.
  6. 6La manera de sentarnos.
    Si nos sentamos en el borde de la silla con la espalda recta estamos en una posición de máxima atención pero también puede indicar subordinación y servilismo; si nos sentamos en el borde, con el cuerpo hacia adelante y la cabeza y las manos caídas demostramos malestar e inseguridad; si utilizamos el brazo del asiento para sentarnos pareceremos dominantes, abiertos y seguros de nosotros mismos.
  7. 7El movimiento.
    Una persona que camina con las manos apoyadas en las caderas es decidida, eficaz y rápida; el caminante abatido anda con las manos en los bolsillos y con los ojos bajos; aquel que camina con pasos cortos es alquien preocupado por los detalles; los pasos grandes indican energía e inmediatez, pero si van acompañados de unos brazos poco dinámicos demuestran poca disponibilidad para actuar, reserva y pasividad; el caminante preocupado anda lentamente, con la cabeza inclinada y las manos en la espalda.
  8. 8La verdad y la mentira.
    Demostraremos sinceridad con los brazos y las manos abiertas o con una mano en el pecho. Gestos que delatan a un mentiroso pueden ser tirar del cuello de la camisa, los dedos en la boca, la mirada de soslayo, colocar los pies o el torso hacia la salida, tocarse la nariz o un ojo


lunes, 7 de agosto de 2017

Nota sobre "La España musulmana"

Como me es imposible traducir del francés, que es el idioma en que tengo los dos volúmenes de esta maravillosa y real historia , de Pierre Dozy, lo que hago es resumir, redactándolos yo a mi manera los trozos más significativos y a veces, como esta última entrega -2- copiar lo de la traición del Conde y el video que explica muy claro este conflicto, lleno de anécdotas, detalles y la redacción insuperable del autor. Todo lo demás es, ha sido y será de mi cosecha y mi forma de redactar, aunque siempre fiel a la Historia y al historiador.

Caballo árabe